Pie de Manzana Rústico



Historia

La primera receta de Apple Pie (tarta de manzana) aparece editada en torno al año 1390 por los cocineros de Ricardo II de Inglaterra. La tarta original de esta época estaba rellenas de manzanas, peras, higos y uvas pasas; este relleno era teñido con azafrán y después se tapaba con otra masa por encima.

A partir del siglo XVI, esta receta se perdió pero los colonos británicos, holandeses y franceses, exportaron esta receta a Estados Unidos, donde ya en el siglo XVII era un postre muy popular. En poco tiempo, los habitantes americanos, ignorando el verdadero origen de la tarta de manzana, proclamaban la Apple Pie como algo muy americano.

A finales del siglo XVIII, en el libro “American Cookery” (el primer libro de cocina tradicional americana) aparecían diversas tartas de manzana.

Con el paso del tiempo, como todo, la Apple Pie evoluciona y se convierte en una tarta tal y como la conocemos hoy: masa quebrada, con un relleno de manzanas, azúcar y especias: canela, clavo, pimienta de Jamaica y nuez moscada y después este relleno se tapa con otra masa y se le hace unos cortes para que por ahí salga el vapor que se genera en el interior de la tarta con la cocción de las manzanas.

Esta sería la decoración clásica, pero si buceas un poco por la red, descubrirás verdaderas obras de arte e infinidad de maneras de decorar con esta masa.

El relleno se hornea dentro de la tarta, aunque es preferible dar unas vueltas antes al fuego, para que las manzanas suelten un poco de su jugo. Al ser un postre muy dulce y potente (por las especias) se recomienda que las manzanas se combinen con manzanas ácidas para contrarrestar el dulzor. Las más utilizadas son las manzanas Gramy Smith, las Reinetas y las Golden.

Los americanos acompañan la ración de tarta apple pie con una bola de helado de vainilla y muchos la bañan con una crema de toffee por encima.

Esta tarta, también se convirtió en símbolo de prosperidad y su olor en sinónimo de calor de hogar.

Pasos

1
Listo

Consejos importantes para el Pie de Manzana Perfecto

CONSEJO # 1: Refrigere la masa al menos 3 horas para evitar la contracción mientras hornea (óptimo de un día para otro)
CONSEJO # 2: Use la maicena como espesante en el relleno
CONSEJO # 3: Usa las manzanas correctas. ¡Granny Smith! De lo contrario, demasiado jugo, demasiado aguado
CONSEJO # 4: Espolvorea con maicena o harina el fondo de la corteza antes de agregar manzanas para evitar el síndrome del fondo empapado
CONSEJO # 5: Congele el pastel 5-10 minutos antes de hornear para evitar también la contracción
CONSEJO # 6: Pinte ligeramente con clara de huevo para obtener el mejor color, antes de hornear
CONSEJO # 7: Hornee a 190C. Temperatura perfecta para un dorado lento y uniforme y la capacidad de cocinar las manzanas. Y a esta temperatura no es necesario cubrir la corteza con un protector de pastel alusa.
CONSEJO # 8: Agregue una pizca de azúcar rubia a los 35 minutos para un dorado uniforme
CONSEJO # 9: No lo saque del horno hasta que vea que los jugos burbujean (esto significa que la maicena se está activando y está creando un relleno denso y espeso)
CONSEJO # 10: Haga el pie el día antes de servir para dejar descansar 24 horas para que se fije. Y cuando lo vaya a servir caliente a 100C en el horno durante 15 minutos.

2
Listo

Preparación Masa (1 día antes)

En un procesador de alimento, ponga la harina, azúcar y sal y procese hasta que todo quede uniforme, agregue la mantequilla en trozos, asegurándose que este muy fría incluso casi congelada.

Ahora agregue el agua fría y procese hasta que se forme la masa. El procesador es clave pq si hace esto a mano se derrite con el calor de las manos.

Cubra con papel mantequilla y lleve al refrigerador por al menos 3 horas o toda la noche mejor.

Tienes que hacer 2 veces esta masa, una de base y la otra de tapa.

3
Listo

Preparación Relleno

Mezcle las manzanas trozadas y peladas, con azúcar rubia, maicena, canela y nuez moscada, y reserve.

4
Listo

Armado

En un sartén de fierro ponga la masa base, distribuya parejo y corte los bordes que sobresalgan. Ponga el sartén en el congelador por 5 minutos. Esto ayuda mucho a manipular la masa.

Empiece a ulerear la otra masa con un poco de harina o maicena para que no se pegue, y cuando la tenga lista saque el sartén del freezer y ponga la masa de arriba dejando unido los bordes y dándole forma con un tenedor.

Ahora haya una cruz al medio de la masa, esto ayuda a respirar el pie y que evapore el agua de las manzanas durante la cocción en el horno.

5
Listo

Preparación Final

Prenda el horno a 190C.
Introduzca el sartén, a los 35 minutos de cocción agregue encima de la masa una o dos cucharadas de azúcar rubia, esto permite que quede una crocancia dulce exquisita en la masa, luego cocine por 15 minutos más o hasta que alcance el dorado perfecto y los jugos de las manzanas empiecen a hervir.

Sáquelo del horno y déjelo reposar, se corta frio o tibio sin problemas, se acompaña con helado.

6
Listo

Paso a Paso

anterior
Tarta Chocolate Keto
siguiente
Flan Casero Perfecto