Tortilla de Papas con Longaniza estilo Española



Historia

La papa o patata es una planta originaria de América del Sur, y fue conocida por los españoles de mano de los incas. Los incas llamaban a la planta papa en quechua. La similitud de la papa con la batata (camote o papa dulce) favoreció que en el siglo XVII en España llamaran patata a la primera de los tubérculos llegados de América.

El primer documento conocido en el que aparece una referencia a la tortilla de papas en España. Se trata de un anónimo “memorial de ratonera”, dirigido a las Cortes de Navarra en 1817 en él se explican las míseras condiciones en las que viven los agricultores comparándolos con los habitantes de Pamplona y de la Ribera navarra.

Después de una larga enumeración de los míseros alimentos tomados por los montañeses aparece la siguiente cita: “…dos o tres huevos en tortilla para cinco o seis, porque nuestras mujeres la saben hacer grande y gorda con pocos huevos mezclando patatas, atapurres de pan u otra cosa…”.

Pero la leyenda dice, que fue el general Tomás de Zumalacárregui quien, durante el sitio de Bilbao, inventó la tortilla de papas como plato sencillo, rápido y nutritivo con el que saciar las penurias del ejército carlista. Aunque se desconoce si es cierto, parece ser que la tortilla comenzó a difundirse durante las primeras guerras carlistas.

Otra versión de la leyenda afirma que lo inventó una anónima ama de casa navarra, en cuya casa paró el mencionado Zumalacárregui, él le pidió a la mujer que le diera algo de comer. Ella se fue a la cocina y vio que sólo tenía unas cuantas papas y cebollas y un par de huevos. Como no quería descontentarlo, hizo freír las papas y las cebollas cortadas en trocitos delgados y cuando fueron hechas las mezcló con los huevos batidos. Puso la mezcla en una sartén y lo dejó cocer a fuego lento. Al general le gustó mucho el plato, tanto que incluso ordeno que se lo prepararán a sus militares lo que terminada la guerra logró que se popularizará.

Independiente de quien es el autor o el general o la mujer anónima, lo concreto que es un plato exquisito, que se ha incorporado con un clásico de las tapas españolas.

Pasos

1
Listo

Preparación

Se poner el aceite en un sartén y se calienta, cuando esta en la temperatura óptima para freír (prueba con una papa), echar las papas en laminas, dejar que se fríen y empiezan aparecer bordes tostados, se dejan estilar en un colador y luego se dejan en papel absorbente.

En otro sartén fria sin aceite las longanizas, cuando esten listas saquelas y ponga la cebolla, luego que la cebolla esta lista mezcle con las laminas de longaniza. Ahora mezcle bien con las papas.

Ahora se baten los huevos con un poco de pimienta y sal, en un bowl y una vez batidos se añaden las papas, mezclándolas bien con el huevo batido.

En un sartén limpio de teflón se coloca al fuego con 1 cucharada de aceite (que cubra con una lámina delgada el fondo del sartén), cuando toma la temperatura para freír, vierta el contenido de las papas, cebolla, longaniza con el huevo. Con una espátula vaya dandole forma a los bordes, cuando este lista por un lado, tome un plato póngalo encima y de vuelta el sartén, Trate que el centro quede un poco líquido eso le da el toque de tortilla española original.

PD: Para el aperitivo, cortar en pedazos chicos radiales, y acompañar con alguna pasta de ají, por ejemplo tabasco.

anterior
Pâté del “Tato Campos”
siguiente
Paella