Porotos con Riendas



Historia

Si pensamos en el invierno, los Porotos con Riendas se vienen de inmediato a la mente. Este es uno de los grandes exponentes de la cocina Chilena. Tanto así que existe un dicho que le hace honores “Más chileno que los Porotos con Riendas”.

Su nombre proviene de una analogía del huaso del campo chileno, que compara uno de sus ingredientes, los tallarines, con las riendas de los caballos, bien cómico si uno se imagina estos porotos bien cortitos en el galope con sus riendas.

Muy probable que esta innovación se haya originado durante el siglo XX, cuando se masifica el uso de tallarines, influido principalmente por la inmigración italiana en Chile.

La combinación de porotos (legumbres) y tallarines (cereales) es perfecta como proteína vegetal de alto valor biológico. En el caso de las legumbres, éstas son deficitarias en metionina, sin embargo les sobra lisina. Lo contrario ocurre con los cereales, que son deficitarios en lisina y ricos en metionina.

Lo mismo pasa con lentejas y arroz y muchos otros ejemplo.

Pasos

1
Listo

Preparación

En una olla freír sin aceite los pedazos de tocino, cuando empiecen agarrar color, vierta el ajo con el aceite de oliva y revuelva unos 2 minutos, agregue el pimentón y la cebolla y freír hasta que la cebolla empiece a transparentar. Ahora agregue los porotos y los choricillos y revuelva unos 2 minutos para que se integren los ingredientes. Agregue el caldo de caldo frio hasta cubrir aproximadamente 1 cm la preparación. Cuando este hirviendo agregue el zapallo y el ají de color. Cocine a fuego bajo por aproximadamente 40 minutos, o hasta que el caldo baje hasta dejar asomado los ingredientes, agregue los Espaguetis y cubra con agua cubrir 1 cm los porotos, nuevamente caliente y listo.

anterior
Chorrillana
siguiente
Arroz Árabe o Pilaf