Pichanga al Plato



Historia

La palabra “Pichanga” viene del quechua, y corresponde a una “Escoba Rústica” hecha con un manojo de ramillas todas de distinto tipo y tamaño. Por eso cuando uno habla de una pichanga de fútbol, hace analogía con las ramitas de la escoba, en que los integrantes son de distinta edad, estado físico y habilidad para la pelota.

La pichanga al plato nace de usar los restos de los embutidos de cecinas cuando por su tamaño ya no eran vendibles o rebanables, los carniceros o cocineros entonces los picaban en cuadritos y mezclaban con otros ingredientes (de ahí el nombre pichanga) y los ponían a la venta para ser consumidas directamente o picando con tenedores o brochetas. En todas los lugares que vendan cecinas o fiambres se puede encontrar una fuente con pichanga la cual sin importar el valor individual de los ingredientes se venden por peso.

Cualquiera de estas versiones, son platos colectivos, es decir se sirven en una gran fuente en medio de la mesa y cada comensal recibe un tenedor o brocheta para picar simultáneamente. Se entiende entonces que es un plato para es para disfrutar entre amigos con un buen trago de cerveza o una buena copa de vino.

En algunos ambientes cuando no están todos en la mesa o algún comensal debe pararse, nadie puede seguir comiendo por lo que se deja un símbolo cualquiera (llamado “león”) “cuidando” el plato y es retirado cuando regresa el faltante. Si alguien intencional o inadvertidamente intenta comer, los demás lo golpean con los tenedores en la mano.

Sus ingredientes no son estrictos ya que es a gusto del chef, puedes agregarle o sacarle ingredientes (también va depender del presupuesto).

Pasos

1
Listo

Preparación

Corte todos las carnes y quesos en cubos de 2cm, ponga todo en un bowl y mezcle bien. Sirva en bandeja amplia ojalá de madera y pinchos o tenedores.

2
Listo

Paso a Paso

anterior
Mosaicos de Gelatina
siguiente
Asado Tira estilo “Salt Bae”