Pechugas de Pollo estilo KFC



Historia

Harland Sanders Fundador de Kentucky Fried Chicken (KFC), nacido en 1890 en una humilde familia de ascendencia irlandesa, -el mayor de tres hermanos- comenzó su infancia de una trágica manera, ya que sólo a los cinco años tuvo lamentar la pérdida de su padre. Esto trajo consigo que a temprana edad comenzara a trabajar en la granja familiar y también -por supuesto- a cocinar.

Lamentablemente su desgracia no se detendría ahí, ya que fue forzado a dejar su casa a los 12 años tras sufrir constantes malos tratos por parte su padrastro. Viviendo ya en la casa de sus tíos, sólo tres años más tarde, cometería su primera “locura” al adulterar sus documentos y enrolarse en el ejército de Estados Unidos.

Terminado su servicio, se mudó a Alabama donde contrajo matrimonio, tuvo hijos y estudió leyes por correspondencia. Comenzaba aparecer la mejor versión de Sanders. En esta etapa tuvo múltiples empleos, pasó de operador de botes a vendedor de llantas, de granjero a corredor de seguros, pero finalmente el rumbo comenzaría a tomar sentido cuando emprendió con el negocio de las bombas de bencina. Y no precisamente por el petróleo.

Comenzó a cocinar a todos los viajeros que pasaban por la ruta. El buen sabor de sus preparaciones rápidamente se propagó a través del boca a boca, una de sus particularidades, era que Harland atendía a sus comensales en su propio comedor. De esta manera, su popularidad llegó a tal punto que el gobernador de Kentucky, lo nombró “Coronel” del Estado por su contribución a la cocina de la región.

Dicho reconocimiento, sería un impulso fundamental para que 12 meses más tarde abriera su primer restaurant. En dicho lugar -que hoy se conserva como museo- logró consolidar su propia receta de pollos fritos con 11 hierbas y especies que patentó en 1940.

Lamentablemente para el Coronel, la autopista donde funcionaba su restaurant, sufriría grandes cambios producto de la creación de otra carretera. Esto lo obligaría a vender los terrenos y quedar sólo con 100 dólares para subsistir. A los 62 años, Sanders tendría que ponerse nuevamente de pie.

Al poco tiempo, logró abrir un nuevo restaurant en Salt Lake City y comenzó una travesía por todo el país ofreciendo su franquicia de pollos fritos. El trato era sencillo, si les gustaba su receta, el Coronel cobraría 1 centavo por cada plato de pollo vendido.

Sólo 2 años más tarde, en 1964, Sanders tenía 600 establecimientos con sus productos en EE.UU y Canadá. Dicho año, vendería sus acciones a un grupo de inversionistas por US$2 millones y se quedaría trabajando en la empresa en el área de relaciones públicas y con un sueldo vitalicio. Ahí consolidaría su particular imagen que hoy es reconocida en gran parte del mundo. Años después, a la edad de 90, Harland Sanders fallece producto de una leucemia.

Pasos

1
Listo

Preparación

Envase al vacio las pechugas y cocine en agua en maquina sous vide a 68 grados por 1 hora (si no tiene maquina sous vide, ponga las pechugas al vacio en un bowl y vierta agua casi hirviendo y deje reposar 1 hora).

Luego ponga la bolsa de pechugar en un recipiente con agua con hielo, una vez frias las pechugas saque de la bolsa y corte por la mitad las pechugas. Al precocinarlas se asegura que queden suaves y jugosas.

En un bowl ponga la harina, en otro bowl ponga la leche, huevos, ajo en polvo, curry, eneldo, sal y pimienta y revuelva bien hasta lograr una mezcla uniforme y en un plato plano el Panko.

Pase los trozos de pechuga por la harina, luego por el batido y luego por el panko y deje en una tabla secar unos minutos.

Caliente el aceite en un sartén a 200 grados, y freír por ambos lados, y dejar en papel absorbente y servir, se impresionaran por lo crujiente del exterior y lo jugoso del pollo.

2
Listo

Paso a Paso

anterior
Arancini o Bolitas de Risotto
siguiente
Pickle Vietnamita Zanahoria y Rabano Blanco (Do Chua )