Papas Fritas (French Fries) al Horno Perfectas



Historia

El origen de la papa frita cortada en forma de bastón está discutido entre Bélgica y Francia.

Según los franceses, las primeras papas se vendieron sobre el puente Pont-Neuf en Paris. Sin embargo, no existen datos que lo demuestren. La verdad es que no se sabe quiénes fueron los inventores verdaderos. Igualmente pueden ser los barceloneses o los palermitanos quienes usaban la técnica de freir frecuentemente en su cocina. A pesar de la popularidad que gozan las papas en Bélgica, es muy poco probable que sean de origen belga.

Lo que sí es típicamente belga es la manera de prepararlas. Las papas a la Belga hay que cocinarlas en dos etapas; La primera cocción – que es la más larga – se fríe en aceite de temperatura mediana (aproximadamente 160°C). Después se dejan enfriar y antes de servirlas, se fríe una segunda vez en aceite de alta temperatura (180°C). Gracias a esta manera de preparación, las papas salen crocantes por fuera y blanditas por dentro.

Los ingleses y los americanos las llaman Papas a la francesa (French Fries) porque en la Primera Guerra Mundial, los ingleses, los canadienses y los americanos aterrizaron cerca de Yser, en el Occidente de Flandes, donde los “friteries” eran numerosos. Y como en esa época, el Francés era el idioma usado por las elites y el ejército, los soldados las llamaban incorrectamente Papas a la Francesa y se llevaron ese nombre a sus países.

Les comparto esta técnica que evita freírlas y permite hacerlas al horno y quedan perfectas.

Pasos

1
Listo

Preparación

En una olla con agua caliente, ponga las papas y deje hervir por 10 minutos (no más), sáqueles corte la cocción con agua fría y deje enfriar y secar. Esto permite que queden tiernas por dentro. (Equivale a la primera freída de los belgas).

Prenda el horno a 200º C grados, modo aire circulante.

En un bowl, ponga las papas, paprika, turmeric, sal, pimienta y rocíelas bien con aceite de oliva. Póngalas en una bandeja del horno y cocine por 40 minutos, el resultado exquisito, nadie va darse cuenta que no fueron fritas.

Esta técnica tiene la ventaja, que uno las hace en grandes cantidades, y permite calcular bien los tiempos, para servirlas como acompañamiento.

anterior
Helado Chocolate Bitter con Avellanas Tostadas
siguiente
Hallullas Chilenas