Nachos con Queso



Historia

Los Nachos tienen su origen en la ciudad de Piedras Negras, Coahuila en el año de 1943 en el Club Victoria. Cuenta la historia, que un día llegaron varias esposas de algunos militares estadounidenses después de haber cerrado el restaurante, entonces el mesero, Ignacio Anaya, les preparó ingeniosamente un platillo con lo poco que tenía disponible: tortillas y queso. Las tortillas las cortó en forma de triángulo y las puso a freír agregándole queso amarillo Wisconsin.

El ingenioso platillo tuvo mucho éxito entre las damas, motivándolas a preguntar a mesero, ¿Cómo se llama?¨ (el platillo) el mesero mal interpreto la pregunta y contesto con su nombre (o más bien su apodo) ¨Nacho¨.

El platillo fue incrementando su fama, y simplemente le pusieron el nombre de Nacho. Cuando la gente quería el platillo, sólo decía “quiero unos nachos”.

En 1995 se declaró oficialmente a Piedras Negras como cuna del Nacho. Desde entonces cada Octubre se celebra en esta ciudad el Festival Internacional del Nacho, conocido también como Nacho Fest.

Debido a que son fáciles de elaborar y se pueden personalizar a gusto, los nachos se volvieron populares en gran parte del mundo, particularmente en los Estados Unidos.

Probé esta receta el viernes pasado en la casa de mi amigo Eddy, sin decirle la copie hoy ocupando Nachos de sabor (la receta original es Nachos sin sabor), tuvo mucho éxito por poco se comieron el plato.

Pasos

1
Listo

Preparación

renda el horno a 160º.

Ponga los nachos en capas en una bandeja que resista el horno, asegurándose de que cada capa tenga uniformemente queso, pimentón, cebolla, jalapeño.

Ponga al horno por 5 a 8 minutos, o hasta que el queso este derretido.

Saque del horno ponga el guacamole encima, crema acida y el tomate picado.

anterior
Pancake
siguiente
Fish & Chips Especialmente Crujientes