Galletas de Navidad o Navideñas Sin Gluten



Historia

Las galletas de jengibre, o “gingerbread”, tienen su origen en el pan de jengibre, casi tan antiguo como la historia occidental, y que se remonta a los antiguos griegos y egipcios, que lo consumían en ritos y ceremonias. A Europa llegó en el siglo XI, cuando los cruzados trajeron de Oriente Medio la receta, que se extendió rápidamente entre los paladares más pudientes; hasta que las especias dejaron de ser un lujo y se hicieron más asequibles.

Es una tradición de origen europeo, con raíces en Oriente Medio, que ha calado profundamente en las costumbres de América del Norte, esto gracias a las colonización Inglesa que llevo sus tradiciones al nuevo mundo.

La primera receta de pan de jengibre europea mezclaba almendras, pan rallado rancio (en el en  siglo XVI se sustituiría por harina), agua de rosas, azúcar y, naturalmente, jengibre; la pasta resultante se cocinaba en moldes de madera que, en general, representaban hechos y situaciones cotidianas, personajes famosos y figuras religiosas  de la época. Las galletas se decoraban con un glaseado blanco, que servía para resaltar los detalles en relieve. Varios siglos después se incorporan a la receta los huevos y el azúcar, lo que hace que el producto final sea más apetitoso.

Se dice que fue la reina Isabel I la “creadora de las galletas de jengibre (o gingerbread people) con formas de personas, que ofrecía a sus invitados como una forma de agasajarles. Las ferias populares adoptaron la receta y la popularizaron.

Algunos países tienen distintas maneras de llamarlas: en Francia, se les denomina “pain d’épices” que es lo mismo que pan de jengibre; en Alemania y Bélgica, spekulatius, que significa galletas con forma de humanos, entre otros nombres alusivos a la misma creación compuesta de harina con sabor a jengibre, azúcar y canela.

Esta versión la prepare especialmente para mi ahijado-sobrino Agustín, que es alérgico al gluten.

Pasos

1
Listo

Preparación Masa

1) En un bowl mezcle la mantequilla y la azúcar y procese hasta obtener una pasta.
2) Agregue el hueve y siga procesando.
3) Agregue la vainilla, sal y polvos de hornear
4) Vaya Agregando de a poco la harina
5) Una vez que este compacta la mezcla, extienda en un papel mantequilla y usleree hasta obtener una masa de 3-4mm, cubra con otro papel mantequilla y mantenga en el refrigerador por al menos 1 hora.
6) Terminado el tiempo en el refrigerador, prenda el horno a 165C, forme las galletas con los moldes y vaya dejando en una lamina de silicona para hornos para que no se pegue.
7) Hornee por 12-15 minutos o hasta que se empiecen a dorar por los bordes.
8) Vuelva compactar la masa, usleree y deje en el refrigerador unos minutos y repita el proceso. Esta masa se tiene que manipular fría por la cantidad de mantequilla.

2
Listo

Ingredientes Icing

1) Mezcle la azúcar con la leche y forme una pasta uniforme, puede separar en varios recipientes pequeños y teñir con el colorante.
2) Decóralas primero poniendo el icing y luego las mostacillas, deje secar y listas las galletas navideñas.

3
Listo

Paso a Paso

anterior
Coliflor al Horno
siguiente
Ceviche Corvina Clásico