Focaccia Integral a la Piedra



Historia

En la antigua Roma, “Panis Focacius” era un pan plano cocido en las cenizas de la chimenea. La palabra se deriva del latin “focus” que significa “centro” y también “Chimenea” – la chimenea estába en el centro de la casa.

La receta básica fue originado por los etruscos o los antiguos griegos, pero hoy en día está ampliamente asociada con la cocina de Liguria, particularmente e Recco.

En localidad de Recco, en la provincia de Génova, durante el siglo XVI, sufrió numerosos ataques de piratas Saracenos que tuvieron muy ocupadas a las tropas que se habían establecido en este lugar. Durante estos ataques, mujeres, niños y ancianos se refugiaban en los montes con todo lo necesario para sobrevivir (sobre todo harina, aceite y sal).

Precisamente con estos alimentos sencillos y con un poco de queso, obtenido gracias a un trueque con los pastores de la zona, nació esta mítica Focaccia, que también se conoce con el nombre de “Fugassa al Formaggio”.

Fueron las cocineras de Recco de aquella época las que, entre un ataque y otro, manteniendo encendido el fuego y amasando la harina con el agua de los arroyos de los montes, inventaron esta receta tan amada para dar de comer a niños y abuelos.

Una fina capa de pasta mezclada con el queso se depositaba sobre una losa de pizarra, que antes se había calentado sobre las brasas y, después de unos minutos, esta rica especialidad estaba cocida y lista para pasar a la historia.

El final feliz: hoy Recco es “capital gastronómica de Liguria” y la receta de la Focaccia está protegida de cualquier tipo de falsificación.

Pasos

1
Listo

Preparación

Ponga los tomates secos en un bowl y cúbralos con agua hirviendo por 1 hora al menos. Cuélelos y deje listo para ocupar.

En un Bowl mezcle la levadura con la miel y 320 gr. de Agua Tibia, revuelva bien y deje reposar 20 min. O hasta que duplique si tamaña.

En un bowl mezcle la harina, harina integral, semolina, sal y revuelva bien, agregue la mezcla de levadura y empiece a revolver, agregando el aceite de oliva y el agua restante.

Amase bien hasta que se forme un bolo uniforme y suave. Espolvoree encima harina y cúbralo con un paño húmedo durante 1 hora. Cuando duplique su tamaño amase nuevamente para volver al tamaño anterior, vuelva a cubrir con un paño y repita el proceso 1 vez más.

Prenda el horno a 250C y ponga la cerámica para cocinar a la piedra. Mantenga al menos 30 minutos.

Saque la masa del bowl, corte en dos.

Tome un trozo de masa, extienda hasta un grosor de 1 cm, cubra con una capa de aceite de oliva, y agregue los tomates secos, luego las aceitunas negras y las hojas de la ramita de romero.

Introduzca al horno por 10 minutos o hasta que esta dorada por fuera, y listo su Focaccia Integral a la Piedra.

2
Listo

Paso a Paso

anterior
Pollo Coronación
siguiente
Puré Rústico