Cous Cous estilo Mediterráneo



Historia

Cuscús, cous-cous, alcuzcuz o kuskusús, es un plato tradicional de la cocina de África del norte, a base de sémola de trigo duro, y a veces de cebada o de trigo verde, este último en Tunicia especialmente.

El cous-cous no tiene raíces ciertas, aun cuando los historiadores nos dicen que los bereberes lo utilizaban ya en el XI siglo, y encontramos la primer referencia escrita en un libro de cocina anónima del siglo XII. (Libro de la cocina en el Mágreb y Al-Ándalus)

Cuando los moros conquistaron la península Ibérica llevaron consigo la tradición del cous-cous, la popularidad de la cual se difundió rápidamente. Los moros lo consumían sobre todo durante los ritos y celebraciones religiosas, y por esto la inquisición lo consideró “alimento prohibido” y vetó su consumo.
Los franceses descubrieron este manjar en la época de Carlos X, durante la conquista de Argelia.

Este pequeño grano de alimento permitía también la expresión de la identidad nacional y religiosa. Las mujeres lo preparaban por lo general, durante las reuniones de familia para matrimonios, nacimientos y fiestas y esto hace que el cous cous se identificara con la idea del amor, joya y confortabilidad. El cous-cous es también el alimento principal del viernes y de las celebraciones que señalan el final del Ramadán, y gracias a este uso, viene asociado también a una idea de abundancia, fertilidad, fidelidad y bendición divina. Durante su preparación se prohibía a las mujeres hablar de argumentos nefastos: por lo contrario debían hablar de cuestiones religiosas, prosperidad, y de buenas intenciones.

Se sabe que existen variedades regionales en la preparación del cous-cous (los algerinos lo preparan con tomate y una gran variedad de legumbres, los marroquines con azafrán y los tunicios con garbanzos y salsa picante (harissa) «, los ingredientes de base son verduras del momento, legumbres, carne o pescado. Se puede preparar también como postre, con almendras, canela y azúcar, y servido con la leche perfumada con el jarabe de azahar.

Pasos

1
Listo

Preparación

Caliente el caldo de pollo retire del fuego, agregue la mantequilla y el aceite, poner en un recipiente el Cous Cous y agregue el caldo, déjelo reposar, una vez que el caldo absorba el caldo estará listo.

En un sartén poner el aceite y freír los pimentones, agregue el Cous Cou cocido, agregue el ultimo chorrito de aceite, sal, pimienta, almendras, pasas y listo un acompañamiento espectacular.

anterior
Arroz Árabe o Pilaf
siguiente
Pernil Picante al Horno con Chucrut