Caldo de Pato



Historia

El truco para que cualquier salsa, guiso o plato quede espectacular es usar un buen caldo como base en nuestra receta. Pero por falta de tiempo cada vez más común ver en nuestras cocinas cualquiera de las diferentes ofertas precocinadas que invaden los supermercados.

Aprender hacer caldos y tenerlos disponibles a la hora de cocinar es clave. El proceso para obtener fondos de cocina, o caldos, se obtienen mediante una cocción lenta y continuada de distintos ingredientes dentro de una gran cantidad de agua. Dependiendo del género que vayamos a utilizar, podemos obtener fondos de terneras, aves o de pescados, entre muchos otros. A grandes rasgos, se distinguen dos tipos de fondos básicos: el fondo blanco y el fondo oscuro, que difieren por su color una vez elaborado. El color viene dado porque para elaborar el fondo oscuro se tuestan en el horno los huesos y las verduras.

Generalmente cuando uno faena un pato, no sabe mucho que hacer con el espinazo. Aprender hacer caldo es una opción perfecta, terminada la cocción queda el caldo y las menudencias que se puede hacer sopas o algo parecido.

Pasos

1
Listo

Preparación Previa

Ponga el espinazo de pato en 2 Litro de Agua y caliente hasta hervir, una vez que el agua esta hirviendo mantenga por 2 a 3 minutos. Bote el agua, retire el espinazo, y lave el espinazo y la olla. Este proceso se hace para eliminar las impurezas y grasas.

2
Listo

Preparación

Ponga el espinazo de pato en una olla con 2 litro de agua, agregue los vegetales y caliente a fuego lento hasta hervir manteniendo por 1 hora aproximadamente, o hasta que se pierda un tercio del agua. Cuele el caldo y deje enfriar, una vez frío va a quedar una capa de grasa que necesita volver a colar y listo un caldo de buena calidad para todas sus preparaciones: Arroz, Sopas, Risottos, pollo al coñac, etc.

3
Listo

Paso a Paso

anterior
Costillar Cerdo Ahumado Método 1-2-3-4
siguiente
Pan Artesanal Masa Madre