Brigadeiros o Negrinhos



Historia

El Brigadeiro (denominado también en Brasil como negrinho) se trata de un dulce de chocolate típico de la repostería de Brasil desde comienzos de la década de 1920s. Se trata de un dulce patentado por el Brigadier Eduardo Gomes que ganó notoriedad por la revuelta comunista fracasada en Brasil a comienzos de siglo XX. En el periodo que va desde 1946 y 1950 fue candidato a la presidencia de la republica.

El brigadeiro fue creado en 1946, durante la campaña del candidato a la presidencia de la Republica por UDN, Brigadeiro Eduardo Gomes. Características: alto, rubio, de ojos azules y aspecto de buen rapaz (ver foto); el candidato conquistó el corazón de un grupo de mujeres de Pacaembu, barrio de San Pablo. Ahí él resolvió organizar una “fiesta electoral” para ayudar en la campaña. Mezcló mantequilla, leche condensada y chocolate e inventaron un dulce delicioso que recibió el nombre de “Brigadeiro”.

A pesar de la barra y el slogan “Vote en Brigadeiro. Él es bonito, él es soltero”, quien ganó la elección fué el cuiabano General Eurico Gaspar Dutra. El Brigadeiro Eduardo Gomes, nos dejó de herencia esta deliciosa golosina, tan amada por casi todos (menos los que están a dieta).

Algunas “malas lenguas”, dicen que se le llama así porque este postre no lleva “huevos” dado que el pobre brigadier había perdido la elección.

Estuve en un cumpleaño el viernes y hablado de recetas una amiga (Maria Paz) generosamente compartio esta simple receta conmigo, que les comparto.

Pasos

1
Listo

Prepación

En una olla echamos todos los ingredientes menos las virutas y llevamos al fuego medio-bajo. Removemos con una cuchara de palo constantemente, hasta que tenga algo de espesor y al revolver se separa la mezcla del fondo del mismo. El “punto” es cuando no se pega (aprox. 10-12 minutos).

Deja de remover unos segundos para que se separe mejor y vertemos en un bol untado con un poco de mantequilla para que no se pegue la pasta. Dejamos enfriar. Una vez frío podemos llevar a la nevera.

Hacemos bolitas al estilo de trufas. Para que no se peque a las manos, las untamos con aceite maravilla, mantequilla o incluso agua. Podemos mojar la cuchara en un poco de agua caliente.

En un plato ponga las virutas de chocolates y cubra las bolitas para que se peguen en el exterior, tomelas con cuidado y mantengalas en un pocillo de papel.

anterior
Gomitas Caseras
siguiente
Feijoadas