Queque de Miel con Nueces



Historia

Queque, en el Chile y en casi todo el resto de la América hispana, este sustantivo (Del inglés Cake, pronunciado aproximadamente Queik) sustituye en la lengua familiar a voces generales tales como tarta, torta, bizcocho, pastel, etc.

Cake es un término con una larga historia (la palabra es de origen vikingo, del Kaka de los viejos nórdicos) y denota un dulce de harina horneada endulzado con azúcar o miel; Se mezcla con huevos ya menudo, pero no invariablemente, con leche y grasa; Y tiene una textura porosa de la mezcla que se eleva durante la cocción. No es de extrañar que las fronteras entre el queque y el pan, la galleta y el pan estén indistintas. El progenitor de todos es el pan en su forma más simple. A medida que las técnicas de cocción y levadura se desarrollaban, y los patrones de alimentación cambiaban, lo que originalmente se consideraba como del pan se ven como categorías propias y se nombran en consecuencia.

Ciertos panes romanos, enriquecidos con huevos y mantequilla, debieron haber alcanzado un queque como la consistencia y se acercaron así a una de estas fronteras indistintas.

Europa y lugares como América del Norte donde la influencia europea es fuerte siempre han sido el centro de los pasteles. Se podría incluso trazar una línea más estrechamente, desde las zonas de habla inglesa.

La tradición occidental de los queque se aplica poco en Asia. En algunos países, los queques de estilo occidental se han adoptado a pequeña escala, por ejemplo los pequeños queques de esponja llamados kasutera en Japón.

El Antiguo Egipto fue la primera cultura en mostrar evidencia de la verdadera habilidad en hornear queques, haciendo muchos tipos de pan incluyendo algunos endulzados con miel.

Los griegos tenían una forma de cheesecake y los romanos desarrollaron versiones tempranas de fruitcakes con pasas, nueces y otras frutas. Estos terminaron en Gran Bretaña del siglo XIV.

El invierno es un momento perfecto para disfrutar de un rico queque, y qué mejor que hacer un clásico de miel y nueces,

Pasos

1
Listo

Preparación Nueces

Prenda el horno a 160C y cocine por 12 minutos las nueves picadas, esto ayuda que se mantengan crujientes dentro del queque. Terminado el tiempo en el horno, sáquelas y deje enfriar.

2
Listo

Preparación Queque

En un olla pequeña ponga la miel y la leche y caliente hasta derretir uniforme mente la miel, sáquela miel de la olla y déjela en otro recipiente para que se enfríe.

Prenda el horno a 160C. En mantequille el molde del queque.

Mezcle la harina con los polvos de hornear y pase por un colador para cernir.

En el bowl de la batidora ponga las clara y bata a velocidad máxima con una pizca de sal, esto ayuda que queden más compactas.

Agregue a las claras la mezcla de leche y miel, y siga batiendo, luego las yemas de a una, las ralladura de limón, la harina en cucharadas y el aceite.

Vierta la mezcla en el molde y cocine en el horno por 35C. Deje enfriar y desmolde espolvoreando la superficie con azúcar flor.

3
Listo

Paso a Paso

anterior
Lentejas con Longanizas
siguiente
Lomito Italiano estilo Fuente Alemana