Papas al Horno con Crema Acida



Historia

La papa o patata (Solanum tuberosum) es una planta de la familia de las solanáceas, cultivada en casi todo el mundo por su tubérculo comestible. Es originaria del altiplano andino en un área que coincide aproximadamente con el sur del Perú, donde ha sido cultivada y consumida al menos desde 8.000 AdC. Introducida en Europa por los conquistadores españoles, tardó en incorporarse a la dieta por contener sustancias tóxicas en sus partes verdes, pero se ha convertido en uno de los principales cultivos del planeta.

La domesticación de la papa ha sido objeto de bastante especulación; existen estudios que clasifican la papa obtenida en Perú, como una subespecie que crece en estado silvestre en el archipiélago de Chiloé. Charles Darwin, tras recorrer la región a bordo del “Beagle”, continuó también con la hipótesis que el origen del vegetal estaría en dichas islas, ya que el lugar donde hay mayor diversidad y número de variedades en relación a la proporción de territorio, se presenta en Chiloé, y estas variedades no están presentes en el resto del mundo.

Lo anterior ha creado una nueva polémica con nuestros vecinos peruanos, donde no solo discutimos el origen del pisco sino también de la papa.

Chiloé a la llegada de los españoles era un territorio en que se cultivaban con toda seguridad más de 1.000 variedades de papas, agregándose a ello la gran cantidad de representantes silvestres de estos tubérculos, los que podían encontrarse hasta en los lugares más remotos del archipiélago. Así las cosas, no era extraño para los indígenas de la época encontrar variedades de papas de las más diversas formas y colores, texturas, sabores y olores.

Las papas son disfrutados por los niños y los ancianos, en todas partes del mundo. Puré de papas, papas al horno, papas fritas, papas a la francesa son los platos favoritos de todas las generaciones.

Como diría el clásico chilenismo, aquí les comparto “La Papa: Lo mejor, un buen dato, una buena oferta”, una clásica receta America, que tiene muchísimas combinaciones de salsas con las que las puede acompañar, aquí les dejo una light.

Pasos

1
Listo

Preparación Salsa

Mezclar crema acida, aceite oliva, Ciboulette, jugo limón, sal y pimienta, revolver y dejar en el refrigerador.

2
Listo

Preparación Papas

Calentar el horno a 200°C, pinchar las papas con un tenedor unas 3 veces, con eso se evita que la cascara se desprenda. Cocine por aproximadamente 45 a 60 minutos, hasta que la cascara este tostada y un poco arrugada y al introducir un palito se deslice suave.

Sacadas del horno lleve a la mesa con un corte de cuchillo longitudinal, agregue la salsa y acompañe con lo que más le guste.

PD: Puede hacer una salsa de quesos con tocino picado, y otras opciones menos light.

anterior
Ensalada de Garbanzos
siguiente
Raviolis Caseros rellenos de Ricotta y Salami