Pan Keto Bajo en Carbohidratos



Historia

Muy de moda por estos días son las dietas Keto, fue la que hizo posible que Kim Kardashian haya perdido cerca de veinticinco kilos con una versión de este régimen. Lo cierto es que la dieta Keto, como ahora se llama en Los Angeles – California, no es nueva, aunque ha sido en el ultimo año cuando se ha vuelto realmente popular. Tradicionalmente esta dieta se utilizaba para tratar desordenes neurológicos como la epilepsia, el Alzheimer y el Parkinson. La restricción de carbohidratos (el máximo son cuarenta gramos al día) provoca que el hígado deje de utilizar la glucosa como fuente de energía y la reemplaza con la grasa que se consume. El cuerpo entra en lo que se llama un estado de “Ketosis o Cetosis en Español”, que reduce la frecuencia de los ataques epilépticos y otros síntomas de los desordenes neurológicos, y contribuye a una rápida perdida de peso.

La dieta ketogénica es popular porque se han publicado muchos estudios, en los últimos diez o quince años, que investigaban la ketosis con resultados muy positivos, particularmente en sujetos con sobrepeso o diabetes”. La dieta Keto no es alta en proteína, como la Paleo, es alta en consumo de grasa, baja en proteína y muy baja en carbohidratos. Se traduce en consumir grandes cantidades de mantequilla, crema, frutos secos, aceites y muy poco azúcar, granos, pan, pasta o incluso frutas y vegetales.

Las dietas bajas en carbohidratos son muy saludables si hay un equilibrio, es decir, si se incluyen vegetales en las comidas, la grasa y proteínas adecuadas.

Las dietas necesitan alimentos ricos en nutrientes para no caer en el riesgo de deficiencias.

Tanta grasa es buena porque, aunque no lo creamos, cada célula de nuestro cuerpo contiene grasa. Para que nuestros cuerpos funcionen con propiedad necesitamos algo de grasa cada día. La grasa nos da energía, nos ayuda a quemar calorías y nos permite la absorción de vitaminas A, D, E y K.  Lo importante es concentrarse en grasas saludables como el pescado y aceites naturales como los frutos secos, palta y el coco.

La dieta Keto ha generado una corriente de recetas muy interesantes, entre esta como reemplazar el pan a base de harina de trigo, existen versiones con harina de coco, nuez, linaza, y almendra. Esta receta es bien popular con harina de almendra, la perfeccione y el resultado es sorprendentemente rico.

Pasos

1
Listo

Preparación

Prenda el horno a 150C, con opción de aire circulante, no puede ser más caliente, porque se produce el fenómeno que se abre la masa quedando poco estético.

Mezclar todos los ingredientes secos: Harina de Almendras, Sésamo, Chía y Polvos de Hornear. Reservar.

Ponga en un bowl las claras de huevo y el crémor tártaro, es un polvo blanco, sin sabor específico y cuyo nombre químico es bitartrato pótasico, se utiliza mucho para batir las claras de huevo a punto de nieve ya que ayuda a conseguir una consistencia firme y elevada.

Batir hasta alcanzar punto nieve, agregue el aceite de oliva y siga batiendo, agregue la sal.

Ahora vaya agregando la mezcla seca de a cucharadas, y vaya revolviendo con espátula cuidadosamente, para que siempre mantenga la consistencia esponjosa.

Ponga la mezcla en un molde rectangular en mantequillado, y cocine por 45 a 60 minutos, hasta al cansar un tono dorado suave. Desmonte del molde y deje enfriar.

Y listo el mejor pan que no engorda.

2
Listo

Paso a Paso

anterior
Bolitas Iraníes energizantes de Almendras y Dátiles
siguiente
Arroz Jazmín