English Muffin



Historia

El muffin inglés ha recorrido un largo camino – cultural y geográficamente. (No confundir con el que es simular a un queque, que tiene chocolate o arándanos.)

Al principio era comido por los sirvientes de «abajo» en la sociedad victoriana de Inglaterra, el muffin inglés emergió y se levantó a la prominencia en Gran Bretaña cuando los miembros de todas las clases de sociedad se dieron cuenta de su bondad. El panadero familiar hizo panecillos ingleses de sobras de pan y restos de masa de galleta y puré de patatas. Al freír el batido en una plancha caliente, aparecían unos panecitos muy ligeros y crujientes para los sirvientes. Una vez que los miembros de la familia de «arriba» probaron estos ricos bollos, comenzaron a pedirlos ellos mismos, especialmente durante el té.

Como resultado el muffin inglés se convirtió en el pan «más imaginado» en la isla, las fábricas inglesas de muffins surgieron por toda Inglaterra. Los hombres del mollete podían ser oídos en las calles que vendían sus panecitos en bandejas de madera colgadas alrededor de sus cuellos.

Para el teatime en casas privadas y clubes, los muffins ingleses serían partidos y tostados con mantequilla sobre un tostador o plancha y servido en un plato junto al té. La prominencia de los hombres del mollete en la sociedad inglesa era evidente cuando «Oh, usted sabe el hombre del mollete» se convirtió en una canción infantil muy popular “The Muffin Man”.

La popularidad del muffin inglés alcanzó su máximo esplendor en Gran Bretaña durante los años que precedieron a la Primera Guerra Mundial. Son el ingrediente principal en el plato tradicional del brunch de Nueva York «Huevos Benedictinos».

Pasos

1
Listo

Preparación

- Mezcle la levadura seca y la azúcar, y agregue la leche a 38C (tibia y deje reposar 10 minutos. Hasta que triplique su tamaño aproximadamente.

- En un Bowl mezcle la harina, sal, polvos de hornear y acido láctico.

- Empiece revolver en la kitchenaid con el gancho amasador, agregando de a poco la levadura. Y luego vaya agregando el agua a temperatura ambiente.

- Amasar por 30 minutos a velocidad media. Hasta formar una masa muy elástica y uniforme.

- Saque la masa y extiendan sobre la mesa con un poco de harina.

- Extiendala hasta lograr un grosos de 1cm uniforme.

- Tape la masa y déjela reposar 90 minutos.

- Corte círculos de 10 -12 cm aproximadamente.

- Cocine los muffin en un sartén con teflón a temperatura media para lograr ese dorado característico, puede mantener en horno tibio (100C) hasta que los necesite en el desayuno.

2
Listo

Paso a Paso

anterior
Cochinita Pibil
siguiente
Papas al Horno Extra Crujientes y Suaves por Dentro