Crema Pistachos Iraní



Historia

La cocina persa, una medicina natural para el cuerpo y el alma. La cocina persa no es solamente antigua y cosmopolita; es también terapéutica para el cuerpo y el alma. El legendario maestro físico y filósofo, Avicenna, en su gran libro, El Canon de la medicina, describe los aspectos benéficos y curativos de diferentes alimentos, frutas y verduras para el cuerpo. Él explica que cada cuerpo humano tiene un temperamento que tiene que estar en balance con la naturaleza de las comidas y bebidas que uno consume. En su viaje por Irán, puede ser que oiga decir por allí que algunos alimentos son fríos o calientes. Por ejemplo, las nueces, la pimienta y el cordero tienen naturaleza caliente y manzana, té verde y pescado tienen naturaleza fría.

Cada ciudad en cada provincia de Irán tiene cientos platos locales para todas las estaciones del año.

¿Qué tiene de especial la cocina iraní? A diferencia de otras gastronomías del mundo, donde un par de meses comiendo lo mismo es suficiente para aborrecer los noodles, el arroz e incluso odiar el kebab, en Irán es muy variada y se asemeja mucho a la mediterránea. Es suave, no lleva especias raras y, por lo general, no pica. Los iraníes tienen más en común con nosotros de lo que pensamos.

Pistacho es conocido como “Reina de Nueces” y también se conocen como “Tuercas Felices” debido a la forma de su cáscara agrietada que parece como sonrisas.

Irán es ampliamente conocido como productor de los mejores pistachos del mundo. Esta calidad se puede atribuir directamente al clima de Iran ; largos días soleados, el invierno suave y lluvioso. Pistacho iraní es conocido como un producto de lujo en algunos países como Alemania y Japón.

 

Pasos

1
Listo

Preparación

Ponga la mantequilla en una olla y cuando empiecen a derretirse, agregue el puerro, cebolla y ajo y sofria por 10 minutos hasta que este bien doradas.

Agegue los pistachos, pimienta, sal y comino y revuelva bien para que se doren por 2 minutos, agregue el caldo y cocine por 15 minutos tapado.

Ponga el contenido en una juguera, el jugo de limón, naranja y el colorante y muela hasta formar una crema uniforme, lleve de vuelta a la olla, antes de servir que la crema tome temperatura. Sirva en el recipiente, agregue el yogurt, un pizca de sumac y los pistachos molidos.

2
Listo

Paso a Paso

anterior
Tarta del Sol o Tarte Au Soleil
siguiente
Plateada al Merlot a la Olla al Horno